Blog

De la gerociencia a la medicina control del envejecimiento

Soledad en el anciano 15

Comprender el envejecimiento y los procesos que limitan la vida de los seres humanos, ha sido un desafío constante de los biólogos desde mucho tiempo atrás. Hace treinta años, la biología del envejecimiento ganó una credibilidad científica sin precedentes, gracias a la identificación de variantes genéticas que permitieron extender la vida útil de organismos multicelulares utilizados como modelo de los experimentos.

Un artículo publicado en la edición de julio de la revista NATURE, bajo el título “From discoveries in ageing research to therapeutics for healthy ageing”, hace un resumen de los hitos que han marcado este logro científico, discute diferentes vías y procesos del envejecimiento y sugiere que la investigación sobre este proceso, está entrando en una nueva era que tiene implicaciones médicas, comerciales y sociales únicas.

Entre los puntos que se destacan en este interesante artículo, que debe ser objeto de revisión por todos aquellos a quienes nos interesan los temas del envejecimiento y la vejez, se encuentran los descubrimientos que permitieron llegar al estado actual de comprensión del envejecimiento, algunos determinantes genéticos y variables asociadas a dicho fenómeno, una relación de las principales intervenciones para controlar el paso del tiempo y unas cuantas recomendaciones para alcanzar edades avanzadas, manteniendo intacta la capacidad de disfrute.

Referencia

Campisi J, Kapahi P, Lithgow G, Melov S, Newman JC, Verdin E. Froms discoveries in aging research to therapeutics for healthy ageing. Nature. 2019; 571: 183 – 192.

Inteligencia artificial y Envejecimiento: Estado actual y prospectiva

Relojes profundos

La búsqueda de predictores confiables del proceso de envejecimiento humano, ha sido foco de interés por parte de diferentes grupos de investigadores a lo largo de varias décadas.

Desde el 2016, el uso de técnicas de inteligencia artificial, entre las que se incluyen el aprendizaje profundo, ha ido ganando popularidad en la comunidad científica, como una valiosa herramienta para encontrar factores predictivos de la edad biológica y del paso del tiempo en el organismo humano.

Los avances en inteligencia artificial (IA) y el aumento en el poder computacional y la existencia de grandes conjuntos de datos, disponibles públicamente, han dado lugar a un auge muy importante en la identificación de biomarcadores y relojes biológicos, que podrían ser utilizados como predictores del envejecimiento y proporcionar información sobre este proceso y sobre las enfermedades de mayor prevalencia en esta etapa del ciclo vital.

En un artículo publicado en la última edición de la revista Trends in Pharmacological Sciences, se presenta un resumen de los hallazgos recientes sobre los principales tipos de “relojes profundos de envejecimiento” y su amplia gama de aplicaciones en las industrias sanitaria y farmacéutica, incluyendo el control de calidad de los datos, la identificación de objetivos biológicos e incluso la evaluación de la relevancia biológica y el valor de diversos tipos de datos y combinaciones.

Los biomarcadores profundos del envejecimiento, desarrollados utilizando una gran variedad de tipos de datos relacionados con el paso del tiempo, están avanzando rápidamente en la industria de la biotecnología de la longevidad, por lo que tienen un gran potencial para mejorar la salud humana, prevenir enfermedades asociadas con la edad y prolongar la vida saludable.

El hecho de que se pueda realizar un seguimiento de los cambios durante el envejecimiento ha llevado a la búsqueda de bases de datos biológicamente relevantes, en las que se tenga abundante información histórica, así como un pequeño número de características altamente variables, pero estandarizadas, de forma que pueden anonimizarse fácilmente.

La intersección de los avances recientes en la investigación en IA y en el envejecimiento, trae como resultado nuevas herramientas y aplicaciones prospectivas de estos relojes, útiles para los profesionales asistenciales, los investigadores, la industria farmacéutica y otros actores del sistema, entre las que se incluyen medicina preventiva, detección y estadificación de enfermedades, desarrollo de esquemas de tratamiento personalizado y predicción de desenlaces clínicos y mortalidad, entre otros. (Ver Figura)

Relojes de Envejecimiento

Referencia

Zhavoronkov A,  Mamoshina P. Deep Aging Clocks: The Emergence of AI-Based Biomarkers of Aging and Longevity.Trends in Pharmacological Sciences. Edición electrónica anticipada  de Julio 2019.

 

Envejecimiento, inflamación y ambiente

Imagen MD Freepik 9

Un artículo publicado en la última edición de la revista Experimental Gerontology, presenta una interesante revisión de los procesos y mecanismos del envejecimiento que afectan la biología humana y los posibles vínculos de la inflamación y el medio ambiente con dicho proceso, especialmente los relacionados con el metabolismo.

De acuerdo con los autores, el proceso de envejecimiento es impulsado por un conjunto de mecanismos, interrelacionados entre sí, que conducen a la aparición de fenotipos característicos que incluyen cambios en la composición corporal, producción de energía y desequilibrio de utilización, desregulación homeostática, neurodegeneración y pérdida de neuroplasticidad.

Las principales teorías gerontológicas reconocen que los fenotipos de envejecimiento resultan de un desequilibrio entre los factores generadores y amortiguadores del estrés, con la consiguiente pérdida de la reserva compensatoria, fenómeno que conduce a la acumulación de daños no reparados y a una mayor susceptibilidad frente a la enfermedad, disminución de la reserva funcional y alteración de de la capacidad de curación, entre otros.

Disponible en:

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/29275161